Física y química 2º de ESO Tema 3. La energía


El término energía nos es familiar por su uso en la vida cotidiana. Continuamente oímos hablar de energía eléctrica, de que una pila tiene energía o incluso de que una persona tiene mucha o poca energía. Más aún, continuamente sufrimos crisis energéticas cuando se nos acaba la batería del móvil o flojea la gasolina de la moto. La energía está implicada en todos los hechos y cambios que ocurren en nuestro entorno.

A pesar de que la palabra energía es muy utilizada en nuestro lenguaje cotidiano es difícil dar una definición precisa de la energía. Una de sus dificultades es que la energía aparece entre nosotros de manera muy variada: como energía eléctrica, energía térmica, energía luminosa, ... . El objetivo de este tema es comprender mejor el significado de la energía.

Pero la energía ha sido conocida con uno u otro nombre desde tiempos remotos. La ciencia adoptó este término a comienzos del siglo XIX cuando se estudiaron las máquinas y Feynman, uno de los físicos más famosos del siglo XX, decía que la energía es uno de los conceptos más difíciles de entender y a los que la ciencia todavía no ha dado respuesta.

A lo largo de este tema analizarás el concepto de energía a través de sus propiedades: la energía se presenta de diferentes formas, la energía se transfiere de unos cuerpos a otros, la energía se conserva y la energía se degrada. También verás las diferentes fuentes de energía: unas renovables y otras, las más habituales en nuestras vidas, no renovables.


Seguidamente verás cómo se transfiere la energía de unos cuerpos a otros: mediante el trabajo y mediante el calor.

Después estudiarás cómo el calor es una forma de transferencia de energía de los cuerpos de mayor temperatura a los de menor. Por este motivo tendrás que utilizar una magnitud física ya familiar para ti, la temperatura: alta cuando tienes fiebre, alta cuando calientas un cocido, y también temperatura alta en el mes de agosto en Zaragoza cuando el termómetro de la Plaza de España marca 40 ºC o más.

Investigarás de qué depende la temperatura de un cuerpo cuando le suministras calor y los efectos del calor sobre los cuerpos sólidos, líquidos y gases. Tambien verás las formas de transferencia de calor y su relevancia en el aislamiento térmico en prendas de vestir o en el diseño viviendas más eficientes.

Por último, verás otras dos formas de energía esenciales en nuestras vidas, el sonido y la luz.


La energía necesaria para la vida


Cuando corres o saltas estás realizando actividades que puedes hacer si tienes energía. ¿Pero de dónde la consigues?

Todos sabemos que para poder estar activos necesitamos alimentarnos, de la misma manera que los coches necesitan gasolina para funcionar, nosotros necesitamos alimentos de los cuales obtenemos energía para vivir.

La energía es esencial para la vida y para poder realizar todas tus actividades diarias, desde levantarte, ir al Instituto, estudiar, hacer deporte, etc. Del mismo modo, la energía que toman los coches del combustible (gasolina, gasoil, etc) les sirve para moverse, los electrodomésticos funcionan gracias a la energía que cogen de la electricidad, o los molinos funcionan gracias a la energía que les proporciona el aire.

Tu vida y todas tus actividades vitales dependen de un buen suministro de energía.